twitt-me

domingo, 21 de febrero de 2016

In flammis

Huérfanas de sur Miles de larvas translúcidas a golpes en los intestinos de esta ciudad que podría ser cualquiera, aquella tal vez, pero es esta Hormiguitas casi ciegas, casi sordas
A tientas avanzan por los túneles de cemento que todo lo carcomen

Insensatas 

Piensan que saben su destino
Creen que conocen el rumbo exacto que tomará su existencia
Palpitadas por un corazón de piedra tallada, de acero y hierro de sangre, de sudor y olvido

Qué absurdas

Ajena, miro:

Abajo, la flama incendia las calles, se desdibujan los límites La marabunta, asfixiada, ruge queda 

Arriba oscurece el cielo 
Negras nubes de castigo se avecinan
Todo lo engullirá el agua, purificadora

PaperBlog'ME