twitt-me

miércoles, 11 de junio de 2014

A Julio

Entre los pliegues de mi cerebro se esconden las raíces de un olivo
Se encarama por entre mis pensamientos
Se alimenta de las palabras que nombran mi mundo.
No os extrañéis, entonces, si notáis que verdea mi mirada
o si adivináis sus nervios palpitando en las venas
que le sirven de trama a mis brazos
Os confieso que a veces de la boca me brotan sus ramas
Inesperadamente
Me vuelvo tierra
Calor
Piedra
Poco a poco
Mi corazón se ha hecho camino
Ahora sé que mi isla me quiere.

PaperBlog'ME