twitt-me

viernes, 15 de mayo de 2015

Getafe, 2006/Radom, 2015

Éste es otro de los muchos días de los tantos días de siempre. La cabeza vacía, la vida que atenaza, el ansia que no me deja. Éste es un día de los tantos días de los muchos.
Pero hoy me he decidido.
Hoy sí.
Hoy por qué no.
Hoy.
Está de más decir que son meses los que llevo paralizada ante la hoja en blanco. Querría pensar que por tener tantas cosas que decir que no terminaba de engarzarlas en un discurso coherente. Pero no me engaño; jamás he podido, por mucho que lo haya intentado. Ni siquiera cuando veía aquellos paquetes encima del armario de los abuelos. Son de la vecina, alcanzaba algún adulto a sugerir. Son nuestros regalos de reyes, rebatía mi hermana. Y yo sabía que llevaba razón, que lo eran, y que nunca ningún melchor vendría a colarse por el balcón de mi casa. Así que cuando hace unos meses, que no quiero sincerarme diciendo que unos años, me vi ante la obligación de ir dando carpetazo a esto que tanta lógica le había dado a mi vida, no quise, o no pude o no supe. Mejor mañana.
Luego vinieron los malos tiempos. La lucha de repente fue otra, más real, más viva, o al menos no tan ajena. Después llegó el miedo, señor que fue de mis días y de mis noches, y de mi tiempo que se pasaba y se pasaba y se pasaba...
Pero hoy me he decidido.
Hoy sí
Hoy por qué no.
Hoy.

PaperBlog'ME