Decidirse a cambiar requiere de una fuerza interior enorme.
Llevo tantos comienzos que a veces creo que jamás saldré de la casilla de salida, tonta de mí. Como si eso implicase que no existiera la de llegada, lo quiera o no.

Entradas populares