twitt-me

domingo, 28 de mayo de 2017

Caminante

Cada vez más griego
No sé dónde se habrá dejado el escudo
Seguro que en un rincón de la casa varsovita que no compartiremos
Cerca de la cama que nos sirve de guarida
Su perfil moreno se recorta más en la cercanía del aliento,
parece que se acabara de retirar el casco, desordenado el pelo
Hoplita cansado de la batalla, más lejano cuanto más amado
Blande húmeda la lengua en el yermo campo de mi principio
Caminante, si vuelves y le ves,
Dile
Dile que aquí perezco,
y que le espero en obedeciencia a mis leyes
Pero que no tarde
Que no tarde

PaperBlog'ME