twitt-me

Calma chicha

Vivo una vida que no me pertenece. No llega a ser una doble vida, pero a veces se le acerca. Cuido hijos que no son los míos. Hago míos planes que no concebí. Me obsesionan preocupaciones que tampoco resolveré.
 
Vivo con el miedo a que esta farsa se desvanezca, temiendo el momento en que alguien me haga la pregunta que desmontará esta mentira, tan largamente tramada. Y así pasan los días.
 
Mi vida está lejos, deshilachada en la neblina de lo que siempre es en potencia. Un amor que no termina de encarnarse, una caricia que no recibo, otra que no doy y se queda esperando en la punta de mis dedos. Mi vida respira más allá, en una lengua que no conozco, con gente que aún no he visto, pero que me mira. A veces.
 
Aquí estoy cada vez más de paso.

PaperBlog'ME